En Serio – Navegan Alcaldes de Muertitos

Al cumplirse ya los primeros cien días de las diversas administraciones municipales, los alcaldes y alcaldesas, “navegan de muertitos”, ello de cara a una sociedad que demanda por mejoras en servicios básicos, seguridad y medio ambiente.

A excepción de la ciudad de Monterrey, el resto de las localidades sus “comandantes en jefes”  ya cumplieron con 100 días de ejercicio laboral y en sus funciones dejan mucho a desear a la sociedad.

Si  bien  los diversos alcaldes y alcaldesas se han mostrado mucho más pro activos en las calles, saludando gente, y haciendo visitas a los sectores populares con acciones sociales, las soluciones no llegan.

Es solo palpable la cercanía  entre los ciudadanos y sus ediles, más no se dan respuestas a las quejas en temas generales.

Lo peor es que en esta gestión hay presidentes y presidentas municipales en reelección, de cuyas figuras de poder se espera mucho, algo extraordinario, acción que no se verá jamás en lo que resta de sus gestiones.

La inseguridad ha sido “El talón de Aquiles” para todos, pero igual ha sido el bacheo, la recolección de basura y servicios tan básicos como las luminarias, donde muchos fallan en su buena administración local, y ya ni hablamos de limpieza de lotes baldíos.

La falta de un plan emergente de vialidad y movilidad metropolitana como  de obras públicas son otros aspectos donde las figuras de poder “navegan” y así lo harán durante tres años “de muertitos”.

Desde un García pobre, sin visión a futuro, comandada por Carlos Guevara, hasta un Juárez con Heriberto Treviño Cantú lleno de baches, sin luminarias y pésimo servicio de recolección de basura y luminarias, el malestar es en general.

Pues en demás entidades como Escobedo, con Clara Luz Flores Carrales, Apodaca con César Garza Villarreal y San Nicolás con Zeferino Salgado, las obras públicas brillan por su ausencia.

Y ni que decir de una Santa Catarina con Héctor Castillo, y un San Pedro, con Miguel Treviño de Hoyos, que no han aplicado un plan de movilidad eficiente que si de resultados y no tan solo mueven a las masas, sino bajen los latos índices de contaminación. Así de “pobres” se ven sus lideres.

El caso de Guadalupe con Cristina Díaz Salazar también pega fuerte su pobre visión de poder, pues no ha marcado un plan firme de acción, y en los habitantes duelen dos aspectos con la tricolor, uno que llegó esta vez al poder en una polémica justa electoral frente al PAN y que en la ocasión anterior, siendo alcaldesa,  abandonara la silla por irse al Senado.

Para reportar este post necesitas iniciar sesión primero.

Publicaciones Relacionadas

Menú del sitio
  • hace 49 años, 2 meses creado