En Serio. Hunde Mauricio a Felipe.

No cabe duda que la guerra de poder albiazul, más allá de elecciones, es el grupo de poder interno y de egos, donde la cobija en estos tiempos aún de elecciones, se estira para un lado y otro, en este caso en un pleito directo entre Mauricio Fernández Garza y Raúl Gracia Guzmán.

Y es que la presencia del ex edil  sampetrino apoyando al priísta Adrián de la Garza Santos, no es más que un guerra interna de poder en la que Fernández Garza  deja en claro su apatía ante Gracia Guzmán.

Viejas rencillas hay entre estos dos panistas, principalmente ante la imposición de Rebeca Clouthier Carrillo como ex candidata del PAN a la alcaldía de San Pedro, donde al final del día habría de ganar el independiente Miguel Treviño de Hoyos.

Pero entre esta situación bélica y conflictos de poder interno albiazul,  el más afectado resulta ser el abanderado panista a la alcaldía de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú Rodríguez, pues la “línea” marcada por Fernández Garza no da lugar  dudas: “Estamos con Adrián”. 

Esto a unos días de acabar las campañas por las elecciones extraordinarias regias,  crea más incertidumbres a panistas, pues Fernández Garza, aunque pareciera estar  fuera de las fuerzas de poder político, sigue siendo un contra peso en el desarrollo empresarial de la entidad y trae consigo fuerza del sector ipeco regio.

Dicho lo anterior, este “espaldarazo” marcado por Fernández Garza para con De la Garza Santos, pareciera que no hace más  que clavarle un clavo a una cruz política de Cantú Rodríguez,  y eso que aún no acaban estas campañas.

Por cierto, este 2018 se vislumbra como el año donde las elecciones han estado presente al menos durante seis meses, vaya la mitad de este,  Monterrey estuvo enclavada en procesos políticos.

Para reportar este post necesitas iniciar sesión primero.

Publicaciones Relacionadas

Menú del sitio
  • hace 49 años, 2 meses creado