Aliento de Dragón “Comunicación Primero”

¡Ok! Comenzamos el 2019 y sin duda con él llegan siempre momentos de esperanza, renovación y sobre todo de nuevas oportunidades para alcanzar nuestras metas. Pero hay algo especial que me gustaría que tomáramos en cuenta a principios de esta nueva vuelta al Sol y es volver a las bases. Es necesario reinventarnos desde lo fundamental para hacer un nuevo puente hacia nuestro futuro como civilización, o como sea que llamemos a esta era en la que nos tocó vivir.

Lo anterior porque haciendo un recuento de lo que sucede en nuestra realidad es la excesiva agresividad que se vive en las redes sociales y que nos lleva a estar cada día más enfrentados. No podemos aspirar a mucho cuando cualquier situación es motivo de denostación. No estar de acuerdo con alguien se convierte de inmediato en un objetivo de ataque y lo convertimos en nuestra presa favorita. Aún cuando haya personas que procuran el bien común, hay quienes no se sienten identificados y de inmediato comienzan la guerra de memes, ofensas y muchas veces hasta de insultos.

No estamos ni siquiera medianamente enterados de nada, pero con lo que entendemos de primera instancia nos basta para calificar a tal o cual persona de lo primero que se nos ocurre y lo peor es que lo tomamos como una verdad absoluta de la que nadie nos puede hacer cambiar de opinión. Ya nos somos capaces de entablar un dialogo como primera instancia. No estar de acuerdo es un ataque inminente, despiadado y con toda la saña posible. Ni siquiera nos preguntamos o indagamos la verdadera esencia de las cosas. En esta nueva era, lo que digan las redes sociales casi se convierte en una verdad absoluta. Si lo dice la mayoría así es. Nadie cuestiona más allá. Solo los que están del otro lado defienden su posición e intentan rescatar algo de lo perdido, porque, aunque posean la verdad, ya hay sobre ellos una sombra de duda que penderá para siempre. La época de las “fake news” ha llegado y solo siembra odio y divisiones. No aporta. Periodistas de prestigio han terminado cayendo en ellas por no confirmar las fuentes y después son víctimas de un ataque despiadado por su falta de confirmación, como se debe hacer siempre.

Ya no hay tiempo de investigar, porque si te tardas, la inmediatez de la nueva forma de comunicarnos nos hará quedar en la ignominia. En principio, todas las redes sociales están hechas para fomentar la comunicación y no para distorsionarla ni atacar. Parecemos conquistadores llegando a nuevos territorios y queriendo imponer la ley del más fuerte o de la civilización más avanzada.

¿Cómo es que llegamos a esto?, lo desconozco, pero es un hecho que sin conocer todas las aristas de un tema no podemos generar opinión y somos susceptibles de equivocarnos y con ellos convertirnos en carne de cañón. Es necesario volver a las bases. Comunicar sin insultar. Ofrecer un punto de vista sin miedo a ser atacado y señalado por unos cuantos. Cualquier error es una condena. ¿Por qué es tan difícil entender que hay diferentes formas de pensar y cada una de ellas es igual de respetable? No estar de acuerdo es motivo de convertirnos en enemigos, pero de la manera más cobarde, tras una cuenta de Twitter o una cuenta falsa de Facebook.

Estamos en la época en que todos podemos ser considerados “bots”, come lonches, etc., lo único que sucede es que nadie confía en nadie. Y menos en quienes provocan encono y división. Es triste, pero es verdad. Así vivimos ahora. Por eso mismo es la invitación para que este 2019 privilegiemos la comunicación, pongamos por delante nuestra capacidad de cuestionarnos si lo que llega de información a nuestros teléfonos inteligentes es verdad o mentira; reflexionemos antes de opinar. Volvamos a esa máxima de qué si lo que uno tiene que decir no es verdad, mejor no decirlo. Si no nos beneficia en perjudica en nada, mejor no decirlo. Si lo que vamos a decir perjudica a alguien sin sentido, mejor no decirlo.

Si alguien no comparte nuestra forma de pensar, no hay porque insultar. Seamos cordiales. Volvamos a las bases, a los valores. Seamos honestos y mostremos educación. Es la mejor manera de empezar el año. ¿No creen? ¡Feliz 2019!

Para reportar este post necesitas iniciar sesión primero.

Publicaciones Relacionadas

Menú del sitio
  • hace 49 años, 2 meses creado